¡JUAN DIEGO, UN SANTO MEXICANO!

Para llegar a ser declarado SANTO, la Iglesia hace todo un proceso muy largo y muy laborioso. Se hacen muchas investigaciones, se buscan pruebas. Finalmente se tiene que atribuir un milagro a la persona por santificar.

Las personas que entran en este proceso de Canonización (para ser santos), pasan por diferentes etapas:

 

  1. a) Primero se les declara ¨Siervos de Dios¨.
  2. b) Después se les declara ¨Beatos¨.
  3. c) Finalmente se les declara ¨Santos¨.

Juan Diego fue ¨beatificado¨ (aceptado como Beato) por el Papa Juan Pablo II el 6 de mayo de 1990 y será ¨canonizado¨ (aceptado como Santo) el día 31 de Julio de 2002.

Juan Diego, puede proponerse como un ejemplo de vida cristiana, pues nos enseña que todos nosotros, de cualquier raza, color y condición o estado, estamos llamados a la santidad.

Nosotros los mexicanos debemos de estar orgullosos de que haya sido reconocido como SANTO, para que invoquemos su intercesión, ya que es quien más cerca está de la Virgen de Guadalupe en el cielo.

Imitemos sus virtudes y recordemos que Dios se revela a los humildes y los engrandece.

Dale Like a nuestra página de Facebook para más oraciones