ORACIÓN PARA SALVAR MI MATRIMONIO Y PERDONAR UNA INFIDELIDAD

“En el nombre de Jesús, me pongo de acuerdo contigo Espíritu Santo para que en la combinación de Espíritu y palabra, la luz de tu gracia ilumine para todo a mi esposo(a) (indique su nombre) y nunca jamás ande en oscuridad, sea la luz, pues hoy lo/la declaro libre de ligadura de maldad, de líneas de iniquidad para siempre.

Me presento delante de ti Señor, sabiendo que tú eres mi paz, mi gozo, y mi salvación, señor tú conoces nuestros corazones tu palabra dice que cuando estén cansados de sus trabajos y cargas, vengan a mí todos ustedes y los haré descansar, siento mucho dolor, sáname con tu amor sanador, con tu amor misericordioso ayúdame a ver a mi esposo(a) como lo/la ves tú.

Enséñame a perdonar Señor, ayúdame a darle vida a la oración que nos dejaste, el Padre Nuestro: Perdónanos el mal que hemos hecho, así como nosotros hemos perdonado a los que nos han hecho mal, revela esta oración, dame sabiduría Señor, inteligencia que solo viene de ti, haz esta oración carne en mí, quita de mi corazón lo que no es tuyo.

No sé en qué momento dejamos entrar lo incorrecto en nuestro matrimonio, en nuestra familia, en nuestras vidas, no permitas que hablemos de divorcio, el divorcio no puede existir en nuestro vocabulario, no permitas que escuchemos consejos de terceros, porque sabemos que el único que puede restaurar eres tú, Amado Espíritu Santo arrópame con tu paz y tu amor.

Padre guía mis pasos y mis decisiones, sana mi corazón y no permitas que el padre de la mentira, siga engañándome, haciéndome sentir mal, poniendo en mí pensamientos de tristeza, de soledad, de amargura, juzgando y señalando ó aflorando sentimientos como ira, rencor, culpa, dolor, porque me creaste a imagen y semejanza de ti Padre de la gloria.

Señor sabemos que te agrada que los matrimonios sean para toda la vida, y que tienes un propósito para el nuestro, y creo que te moverás para salvar y fortalecer nuestro matrimonio, te pido en el nombre de Jesús que hagas lo que sea necesario para proteger y defender este matrimonio y colocar un cerco de protección sobre nuestra casa y nuestra familia.

Te doy gracias porque tú eres un Dios de Pacto y tú cumples tu promesa sobre nuestro matrimonio, se hará tu voluntad y será restaurado, yo declaro amado Dios que no eres hombre para que mientas, ni hijo de hombre para que te arrepientas, por eso derramo mi corazón a ti y haz como quieras en mi matrimonio Padre. En el Nombre de Dios todo Poderoso, Jesús y el Espíritu Santo Amén.

 

Te recomiendo que Repitas esta oración todos los días y dentro de tus posibilidades repítela varias veces al día, de manera que el Señor haga su obra en ti, curando tus heridas y abriendo tu corazón al perdón, pues el perdón es la mayor herramienta de liberación que tiene el ser humano, cuando dejas entrar el perdón a tu vida, el/la más beneficiado(a) eres tú, indistintamente si la otra persona lo merece o no.

Dale Like a nuestra página de Facebook para más oraciones