ORACIÓN A MARÍA POR LOS SACERDOTES

Madre Inmaculada, siempre Virgen María. Madre de la gracia, Madre de todas las gracias.
Madre de todos los hombres, Madre de Dios.
Te acompaño y contigo ofrezco a tu Hijo, inmolado en la cruz, y junto con Él a todos los
sacerdotes y las vidas consagradas, para que este sacrificio purifique y redima a las almas de
todos los pecadores, y que, por la pasión y resurrección de tu Hijo, sean transformadas por
el Espíritu Santo, y llevadas al Padre, para su mayor gloria.
Te pido, Madre mía, tu especial protección, para el Papa, los obispos y sacerdotes, fieles
representantes de tu Hijo, y para todas las almas que por él han sido llamadas a la vida
consagrada. Derrama sobre ellos todas tus gracias, para que, habiendo renunciado a los
placeres de este mundo, para entregarse totalmente al servicio de tu Hijo, sean santos en
esta vida, practicando la perfección de las virtudes diarias.
Que perseveren en esa santidad y, unidos al amor del Sagrado Corazón de Jesús, alcancen
con él y con todas las almas la vida eterna.
Te pido que consigas para ellos los dones, frutos y carismas del Espíritu Santo, para que
fortalezcan su entrega diaria y su fe. Te doy gracias por tu amor maternal, y por tu constante
presencia en todas las Santas Misas y en todo momento. Me ofrezco enteramente a ti, con
toda mi voluntad y mi amor por ellos.
Amén.

Dale Like a nuestra página de Facebook para más oraciones