Oración a San José – 3 veces conocida por nunca fallar

Oración a San José. Reza con tu mayor fe esta poderosa oración. Él vendrá a tu auxilio.

Oración a San José.
Oh san José, esposo de María,
Padre de Jesús nuestro señor,
cuya protección es tan grande,
tan fuerte y tan inmediata ante el trono de Dios,
a ti confío todas mis intenciones y deseos.

Ayúdame, san José,
con tu poderosa intercesión,
a obtener todas las bendiciones espirituales,
por intercesión de tu Hijo adoptivo,
Jesucristo Nuestro Señor, de modo que,
al confiarme, aquí en la tierra, a tu poder celestial,
Te tribute mi agradecimiento y homenaje.

Oh san José,
yo nunca me canso de contemplarte
con Jesús adormecido en tus brazos.

No me atrevo a acercarme cuando Él descansa junto a tu corazón.
Abrázale en mi nombre, besa por mí su delicado rostro y
pídele que me devuelva ese beso cuando yo exhale mi último suspiro.

¡San José, patrono de las almas que parten, ruega por mi!

Amén.

 

Oración a San José

San José, conoce su vida.

Esposo de María, madre de Jesús. Descendiente de David, José era el padre putativo de Jesús, a cuyo nacimiento asistió en Belén. San José vivió en Nazaret siendo carpintero y murió antes de que comenzase la vida pública de Jesús. Su culto, extendido en Oriente antes del siglo V, no llegó a Occidente hasta la Edad Media. En 1870 fue proclamado patrón de la Iglesia universal, es también patrono de los carpinteros.

Tras el nacimiento de Jesús, San José, avisado por un ángel, tomó a Jesús y a la Virgen María y los ayudó a huir de Herodes el Grande. A la muerte del monarca, y después de una nueva revelación del ángel, San José retornó a su país, pero, por temor al sucesor de Herodes, la familia no se estableció en Belén, sino en Nazaret de Galilea. Allí San José ejerció su oficio de carpintero.

El culto a y la oración al señor San José comenzó posiblemente entre las comunidades cristianas de Egipto. En Occidente fueron los servitas, una orden mendicante, quienes en el siglo XIV comenzaron a festejar el 19 de marzo como la fecha de la muerte de San José, y esta devoción tendría luego impulsores como el papa Sixto IV y la mística española Santa Teresa de Jesús. El papa Pío IX lo declaró patrono de la Iglesia universal el año 1870. Casi cien años después, en 1955, Pío XII instituyó la fiesta de San José Obrero el 1 de mayo.

¿Qué se le pide a San José?

La oración a San José es muy poderosa, hay mucha gente en todo el mundo que lo tiene como su Santo más milagroso, a San José se le pide para que nos ayude con las causas muy difíciles. Él ayudó a María y al niño Jesús a librar las batallas más difíciles, los salvó de morir, imagínate lo que podrá hacer por nosotros si le pedimos con gran fe y esperanza.

San José fue carpintero, muchos trabajadores de la madera le piden ayuda para conservar o encontrar un buen trabajo.

Oración a San José conocida por nuca fallar

Para finalizar este texto, queremos dejarte una oración a San José, mundialmente conocida por nunca fallar. Reza con mucha fe.

Oh san José, cuya protección es tan grande, tan fuerte y tan inmediata ante el trono de Dios, a ti confío todas mis intenciones y deseos.

Ayúdame, san José, con tu poderosa intercesión, a obtener todas las bendiciones espirituales por intercesión de tu Hijo adoptivo, Jesucristo Nuestro Señor, de modo que, al confiarme, aquí en la tierra, a tu poder celestial, Te tribute mi agradecimiento y homenaje.

Oh san José, yo nunca me canso de contemplarte con Jesús adormecido en tus brazos. No me atrevo a acercarme cuando Él descansa junto a tu corazón. Abrázale en mi nombre, besa por mí su delicado rostro y pídele que me devuelva ese beso cuando yo exhale mi último suspiro.

¡San José, patrono de las almas que parten, ruega por mi!

Amén.

Después de rezar esas poderosas oraciones a San José, reza también la poderosa oración de la magnífica y un padre nuestro.

Dale Like a nuestra página de Facebook para más oraciones