Oración de san Ambrosio

Oración de San Ambrosio

Oración de San Ambrosio

Amable Señor Jesucristo, yo que soy pecador, sin presumir nada por mis propios méritos, pero lleno de confianza en tu misericordia y tu bondad, me acerco con temor y temblor a la mesa de tu convite. Puesto que tengo el corazón y el cuerpo manchados por innumerables crímenes y mi inteligencia y mi boca mal vigiladas, por eso, pobre pecador, oprimido por la angustia, acudo a ti, oh, Divinidad santísima, oh, tremenda majestad, fuente de misericordia, y me apresuro a buscar la salud de mi alma bajo tu protección; y ya que no puedo mirarte como juez, suspiro por tenerte como salvador.

Te presento, Señor, mis llagas y te descubro mi vergüenza. Pues sé que mis pecados son grandes y muchos, por eso temo y, sin embargo, espero en tu misericordia, que es infinita. Mírame con ojos de misericordia, Señor Jesucristo, rey eterno, Dios y hombre, crucificado por el hombre. Escúchame, ya que espero en ti; ten compasión de mí, que estoy lleno de miserias y pecados, tú, fuente de misericordia, que manas sin cesar

Dale Like a nuestra página de Facebook para más oraciones